viernes, 31 de julio de 2009

...


Esta entrada está siendo creada con un poco de licor en mi cuerpo (sí, licor), hace una hora aproximadamente nuestro auditor de ingresos favorito me puso una arrastriza en el billar y me siento humillado.
5-3 el resultado final y en las 3 el maldito ahogó la bola negra, definitivamente no vuelvo a apostar almuerzos con alcohol de por medio.
Publicar un comentario en la entrada