domingo, 27 de marzo de 2011

Leyendo ...




Tengo una mala costumbre, que digo mala, pésima costumbre, que digo pésima, estúpida costumbre, no, esperen, no es estúpida, es solo pésima ... sí, pésima costumbre.
La situación es ésta. No me considero una persona que lea demasiados libros, ni tampoco alguien que pase horas y horas leyendo y cultivándome, no. Creo que en promedio leo de 8 a 10 libros al año (en los últimos 4 años y sin contar e-books), y van desde esos que en un fin de semana me los termino de principio a fin, hasta aquellos que a primera vista dan hueva nada mas de ver su grosor. No acostumbro un género literario en específico, ya que entro en la categoría de aquellos que compran lo que mas les llama la atención de la estantería en el momento de la visita, aunque ultimamente me he encaminado mas por el género novelista, como sea.

Entonces cual es el problema?
Pues que solo como un 20-25% de mis lecturas las termino. Soy poseedor de una pésima costumbre de abandonar la actual  lectura en favor del nuevo libro adquirido, lo que me ha llevado a tener actualmente una docena de libros empezados y contando. Una situación que personalmente me incomoda pero por la que no hago nada al respecto.
Mas aún, esta pésima costumbre la traslado también a otros ámbitos como el cine (películas que las he visto inconpletas a pesar de tener una buena trama), música (albums que he escuchado incompletos y por los que juro regresar a terminar de escuchar las últimas pistas), videojuegos (mismo caso) y otros muchos proyectos que tengo detenidos por dedicar mi tiempo libre a medio consumir mis mas recientes adquisiciones. Fuck.

Lo que mas me incomoda es que en el caso de los medios digitales no tengo ningún remordimiento, pues estoy mas que convencido que los mercados están sobresaturados y no es posible (aunque quiera) dedicarles tiempo suficiente para consumirlos por completo. Los libros es otro caso, debido a que no acostumbro buscar referencias antes de hacer una compra como pasa con el resto de mis hobbies, esta decisión se basa enteramente en lo que podría describir como un amor a primera vista (amor al título, amor a la portada, amor a la temática ofrecida, amor a la redacción que aprecio luego de una breve ojeada, todo en conjunto). Y aunque estoy consiente de que hay una gran probabilidad de toparme con obras sosas o mediocres, la verdad es que he tenido un acertado tino en lo que se refiere a mis últimas 20 o 30 compras, todas ellas han sido lectura de gran calidad.
Es por esto que no me agrada mi pésima costumbre de dejar inconclusos cuando se trata de lectura, ya en varias ocasiones me he tenido que regresar a leer desde el principio (aún cuando estoy acercándome al final) ya que debido a que abandoné por un período prolongado de tiempo su lectura, al retomarla en ocasiones ya ni recuerdo bien los detalles de la trama.

En este momento volteo a ver mi pila de libros incompletos y hago un (falso?) compromiso de terminar de leer 2 por cada nueva compra, con la esperanza de terminar el año sin esa fea torre de páginas que simbolizan mi pésima costumbre de dejar las cosas a medias para satisfacer una tonta idea consumista.

Update  03 de Abril
Ya terminé de leer Fausto de Goethe   : )
Publicar un comentario