domingo, 20 de marzo de 2011

La madurez, mi madurez

Cuantas veces hemos dicho/escuchado palabras como "madurez", "madurar", "maduro", "inmaduro"?
Cuantas veces hemos recurrido a este tipo de palabras para describir a una persona (o a nosotros mismos) que cuenta con un razonamiento o comportamiento ejemplar o tal vez inaceptable? Muchas.
A nivel personal, jamás me había sentado un momento a reflexionar si mi razonamiento y proceder son los de una persona madura o no. Otras personas ya han dedicado parte de su tiempo anteriormente a emitir juicios públicos y/o pivados al respecto, algunos positivos y otros tantos negativos, pero estas opiniones jamás han alterado mi ser por sí mismas.
En los últimos días este tema (entre otros) ha estado rondando mi cabeza, no al grado de clavarme en ello pero sí para dedicarle un poco de reflexión. Realmente soy una persona madura?
A nivel humano, la madurez se describe como la etapa de la vida a partir de la cual ya se cuenta con un sentido desarrollado de facilidad y naturalidad para obrar acertadamente.

Pero, este sentido se encuentra en mi?
La respuesta es SI y la respuesta es NO. Me explico:
El razonamiento y la experiencia que he adquirido a travez de mi vida me permiten diferenciar sin ningún problema la opción "madura" ante cualquier situación (creo), no hay ningún problema al respecto, la teoría es automática, lo interesante viene en la parte del proceder.
Proceder de forma madura, es algo que no es permanente en mi persona, que no se malentienda, ante asuntos serios mi proceder es serio (y frío), ahí mi madurez es mi aliada. Sin embargo, en asuntos que no tienen un mayor impacto, mi acitud suele ser inmadura, o como yo la llamo "confiada y arrogante".
Este proceder es como un tatuaje en mi persona (lo llevo a todos lados, está en mi cabeza y seguramente está remachado a ella), lo cual ha provocado que medio mundo lo note y se exprese de mí como unweyquesecomportacomoniñomalcriadoyquebuscallamarlaatención ... no me importa.

Google .. ah! ... adoro cuando arroja resultados lésbicos a búsquedas comunes como "madurez"


Porque no me importa?
Bueno, porque esta manera madura/inmadura de ser/proceder me ha traío una gran cantidad de emoción a mi vida, me ha permitido conocer gente increíble, adquirir conocimientos que de otro modo no hubiera adquirido y además me permite dormir como un tronco todas las noches.
Es algo complejo de definir solo con palabras, complejo incluso para mí, pero creo que la mejor manera de identificarlo es como una manera adolecente/adulta de comportarse.

Adolescente/adulto.
Aunque muchísima gente señala a la adolescencia como una de las más difíciles para el ser humano, en mi caso no lo fué, mi adolescencia estuvo llena de buenos momentos y jamás tuve problemas hormonales que me jodieran el día ni nada por el estilo, supongo que mucho deporte ayudó, pero aún sin eso creo que no hubiese habido complicaciones. He leído en mas de una ocasión que niños que son sometidos a una vida laboral dura durante su niñez/adolescencia provoca que la persona una vez adulta tienda a ser extricta en demasía o demasiado infantil, ninguno es mi caso, de algo que estoy seguro es que mi proceder no es infantil ni riguroso.
Entonces, procedo como adolescente? NO. Mi adelescencia fue la de una persona orgullosa y soberbia, esos días quedaron atrás, pero me queda claro que esos rasgos dejaron huella en mi persona, en donde ahora como adulto se derivaron en una forma "confiada y arrogante" de proceder.

Mi conclusión, es que aunque como persona suelo darle la seriedad correspondiente a situaciones que así lo requieran, mi naturaleza es la de un adolescente-adulto que (como cualquier persona) tiene buenos y malos días, sin embargo ninguno de esos días está carente de grandiosos momentos (la gran mayoría anónimos para el resto) que me brinda, lo que para muchos es una forma inmadura de pensar.
Publicar un comentario