viernes, 15 de abril de 2011




En los últimos meses se me ha hecho un hábito mandar mensajes de texto a mis conocidos, estos mensajes pueden ser de una solo palabra o hasta ideas completas que en algunos casos es probable que quien los recibe pueda no entenderlos. Y en una época donde la tecnología me permite compartir mis ideas con muchísima mas gente sin ningún costo yo sigo prefiriendo enviar esos extraños mensajes con cargo a mi recibo telfónico (y eso que tengo twitter). La mayoría de estos mensajes son referentes a los que en ese momento estoy escuchando, ideas extrañas que pasan por mi cabeza, frases que alimentan mi ego, quotes que en ese momento estoy leyendo, quotes propias, etc.

Las respuestas a esos mensajes son muy diversas, van desde las que responden con un simple "xD" hasta los que devuelven una respuesta superior y que hacen que me orine de la risa (bueno, no a ese grado), tambien hay quienes simplemente no responden. Lo que jamás esperé es respuestas de quien en persona suelen ser muy recatados y a travez de mensajes de texto dejan ver un lado mas alivianado (bien!) y los que rapidamente entendieron la idea del texting y de vez en cuando la aplican así como yo lo hago. Como sea, el texting masivo ha sido un éxito al grado que cambié mi plan de renta mensual solo para darle algo mas de color a mi día a travez de breves charlas con los (como yo suelo llamarlos) contemporáneos; se que algún día comenzará a parecerme aburrido y dejaré de hacerlo, pero mientras eso ocurre yo seguiré compartiendo SMS's.
Publicar un comentario en la entrada