jueves, 15 de octubre de 2009

Los del zodiaco

Corría la década de los 90 y la programación en la tele era un asco, solo había cosas de Hanna Barbera y Warner Brothers y ya me empezaban a fastidiar (a mis 7 años solo tenía ojos para las caricaturas)
Por aquellas fechas recién había iniciado un nuevo canal que se hacía llamar Azteca 13, se veía borroso y pasaban horas completas sin programación; lo mas rescatable? la lucha libre americana que transmitían los Viernes (y no todos) a altas horas de la noche.
Los Sábados empezaban a transmitir una barra de caricaturas que rapidamente empezó a ganar mucha popularidad y que estaba conformada principalmente por anime como Sailor moon, Rayearth magic, Slam dunk y su plato fuerte ... (aqui entra el sonido de la batería alargando el momento) ... Saint Seiya.

Saint Seiya era transmitido los Sábados a las 8:30 y 9:00 am ¿porque? porque a las 9:00 era el episodio nuevo y a las 8:30 el episodio que habían pasado el Sábado anterior a las 9:00
Obviamente el fan de Saint Seiya veía ambos episodios religiosamente y cada Lunes a primera hora (y durante el resto del día) lo primero de lo que hablábamos en la primaria era de lo ocurrido en el nuevo capítulo.
Si te perdías el nuevo capítulo o simplemente tu televisor no podía sintonizar Azteca13, simplemente no podías tener comunicación alguna con el resto de los alumnos (varones), era lo máximo.

Después llego el merchandism y la oportunidad de revivir esas colosales batallas con figuras perfectamente detalladas y articuladas que dejaban en pañales a cualquier juguete de la época.
Recuerdo que esas figuras eran muy caras y que con lo que costaba una ajustabas facil unas 20 o 30 de las hechas en México (de las que son de plástico reciclado y tienen rebaba), de modo que solo unos pocos privilegiados teníamos ese tipo de figuras.

Gracias al amigo google pude encontra una imagen de mi primer figura, yfavorita (tenía 5 en total), ésta es:
Recuerdo que tuve que "portarme bien" durante x días para que mis padres me compraran una figura como ésta.

La caballeromanía terminó un par de años después con la llegada de Dragon Ball (televisa), pero los que vivimos esa corta época donde uno se despertaba cada Sábado desde las 6:00 am contemplando el reloj para que dieran las 8:30 y que cada Lunes las primeras palabras que cruzabas con tus amigos en la escuela eran "guau, guau, guau, estuvo increible, lo viste?", los que vivimos esa época la atesoramos de una manera muy especial y melancólica.
Publicar un comentario