sábado, 31 de octubre de 2009

Cada día se aprende algo nuevo


Después de preguntar a varias personas al azar, me doy cuenta que tengo la capacidad para alegrar o arruinar el día de las personas.
Es extraño, nunca he hecho o dicho algo con la intención de alterar el estado de ánimo de las demás (al menos no consientemente)
Es algo que debo explotar ... y moderar.
Publicar un comentario en la entrada