martes, 2 de junio de 2009

Mi celular ha muerto ...


Despues de sufrir incontables caídas (la mayoría con apuesta de por medio), después de 3 años consecutivos de mantenerse encendido, despues de compartir buenas y malas noticias, tristezas y alegrías, después de ser el compañero que me seguía a todos lados, mi celular finalmente murió.
Simplemente ya no quizo encender, simplemente se retira sin decir adiós, simplemente desfallece en mis manos.

Podría llevarlo a reparar pero siento que ese no es el camino, simplemente no pienso obligarlo a dar más de sí, se ha ido y será muy dificil que otro llene su lugar.
Publicar un comentario