domingo, 14 de junio de 2009

iNumb

Hacía años que no sentía el particular deseo de insultarme a mi mismo, hay veces que me siento culpable, miserable o insensible, pero no al grado de insultarme a mi mismo.

Pero esta vez la ocasión lo amerita ... extravié mi cámara.
Donde? no se
A que horas? no se

Tuve que adquirir otra igual para olvidar un poco el penoso incidente.

Publicar un comentario en la entrada