viernes, 14 de agosto de 2009

The Souless


En alguna ocasión trabajé con una mujer, en el mismo laboratorio, que no tenía alma.

Lo repito:

En alguna ocasión trabajé con una mujer, en el mismo laboratorio, que no tenía alma.

Si no estoy mal solo 1 persona que lee ésto sabe de quien hablo ... ella entraba y salía del área de trabajo y no se percibía ningún cambio en el ambiente, en varias ocaciones creía estar solo y ella se encontraba a solo 1 metro de distacia.

El concepto de "sin alma" es solo un decir, creo que mas bien era como un mueble-cosa que no tenía personalidad y que no alteraba en nada (pero en nada) el ambiente que se vivía en el lugar, ella era la protegida (por no decir concubina) del jefe y eso le daba el derecho de domir la mayor parte de la jornada laboral.

Este hecho hacía mas evidente que la mujer no tenía alma, podía estar dormida o despierta y nadie lo notaba, a nadie le importaba, salvo un par de chistes que en su momento hicimos hacia su persona jamás su nombre se mencionaba siquiera, y trabaja a solo un par de metros de distancia de nosotros !!!

Se había convertido en un objeto estacionario más del laboratorio, que diferencia había entre una probeta y ella? creo que ninguna, salvo que ella servia como fetiche del boss, puede sonar extraño pero creo que una persona que "no tiene alma" no sirve como amante sino como mero fetiche.

Así pasó mas de un año hasta que alguien notó que esa pipeta estaba recibiendo un sueldo por dormir, así fue como la hecharon a la calle y nadie supo nada mas de ella. Fin de la anécdota.

Analizando mi situación actual me doy cuenta que trato con al menos 4 personas que comparten la misma característica ... no tienen alma, son 4 personas a las cuales les dedico parte de mi tiempo (a algunas mas que otras) y ese tiempo es hechado a la basura, son personas que disfruten mi compañía (creo) pero que no aportan nada a este mundo, no aportan nada a la vida de los demás, no alteran en nada el medio, solo nacen y mueren como parásitos.

Pueden camuflarse entre el resto, pueden hablar pero sus palabras no tienen peso, pueden reir pero no contagian la risa, pueden acercarse a tí pero al tratarlos te das cuenta que hay un vacío, como si trataras con un muñeco, son facilmente influenciables y la mayor parte del tiempo viven en un mundo aparte (como la del ejemplo)

Aqui es donde entra una subdivisión de The Souless:

1.- Son quienes no hacen nada bueno pero tampoco nada malo, como la mujer de la que hablaba.

2.-Los que hacen las cosas mal, estos tipos son facilmente reconocidos como deficientes pero en caso de mejorar se convertirín en los mencionados en el punto 1.

3.-Los que hacen las cosas bien, estos por lo regular son seres ejemplares pero gozan del carisma de una manzana (fue la primera fruta que se me ocurrió)

Es por eso que en esta época de cambios hacia mi persona, planes a futuro y reestructura de relaciones sociales, he dicho ...
NO MAS TOLERANCIA THE SOULESS !!!
Publicar un comentario